GRUPOS DE PRESIÓN CONTRA INCENDIOS

Se encargan de impulsar agua de los depósitos hacia las instalaciones de protección contra incendios. Estos grupos  han sido diseñados para satisfacer las necesidades de caudal y presión necesaria según los criterios de diseño de los riesgos a proteger y según su normativa.
Estos grupos están compuestos básicamente por una bomba centrífuga principal, una bomba auxiliar (opcional), una electrobomba ‘’jockey’’ y un cuadro eléctrico de señalización, control, maniobra y alarma.
La bomba principal se pondrá en marcha en caso de incendio, debido a la disminución de presión ocasionada al actuar los sistemas de seguridad (BIE), y sólo podrá pararse de manera manual. Esta bomba será capaz de impulsar como mínimo el 140% del caudal nominal a una presión no inferior al 70% de la presión nominal.
La bomba auxiliar deberá tener las mismas características hidráulicas que la bomba principal, independientemente de la fuente de energía del motor, ya sea eléctrico o diésel, siendo necesaria su instalación cuando sea requerido un suministro energético redundante debido a las características de la instalación.
Por último, la electrobomba “jockey” se utiliza para mantener presurizada la instalación contraincendios compensando las posibles pérdidas ó fugas de la instalación evitando la puesta en marcha de la bomba principal. La bomba jockey realiza la maniobra de arranque y paro mediante una señal de presostato regulado entre dos valores de mínima y máxima presión.

 

top